Proyecto Madrasa

PROYECTO MADRASA

 

El Proyecto Madrasa es por el que niños saharauis que acaban su ciclo en el Proyecto Vacaciones en Paz pueden venir a estudiar a España, siendo acogidos por las familias en las que han pasado los últimos veranos.

En el Proyecto Madrasa los niños conviven con las familias españolas durante el curso escolar y vuelven a los campamentos de refugiados en el verano, en donde pasan los dos meses de vacaciones escolares en compañía de sus familias saharauis, para volver en septiembre de nuevo a España a continuar con sus estudios.

Este año 2012 es el primero en el que se realiza el Proyecto Madrasa en Madrid, contando actualmente con nueve niños, cuatro de ellos (dos niños y dos niñas) en la asociación Bir Lehlu, de Pozuelo de Alarcón.

La evolución escolar de los niños es seguida por una Comisión de trabajo que comprueba si los niños adscritos a este proyecto sacan todo el partido posible al mismo y, por lo que estamos comprobando y a pesar del bajo nivel educativo con el que vienen, de momento está siendo todo un éxito.

——————————————————————————————

El pasado sábado día 24 de noviembre participamos en el II Encuentro Madrasa nacional celebrado en Rivas. Asociaciones de toda España pudimos debatir sobre los objetivos del proyecto, los requisitos, los documentos a presentar, etc.

Importantísima aportación de la Liga de Estudianets y Jóvenes Saharauis, presentes en la reunión, en la que también estuvieron la Ministra de Educación Saharaui, el Delegado Saharaui en España, la Delegación Saharaui en la Comunidad de Madrid, el Delegado Saharaui para proyecto Madrasa en la Embajada en Argel así como asociaciones de Aragón, Cataluña, Almería, Vitoria, Alicante, Valencia, Baleares, Castilla y León, Madrid…

Como conclusión podemos sacar la importancia del Proyecto Madrasa, de que los niños y jóvenes saharauis reciban una formación académica en españa para que, en el futuro, esos jóvenes puedan hacerse cargo de su país, una vez que, ojalá, recobren su libertad y su tierra.

SIN EDUCACIÓN NO HAY LIBERTAD, VIVA EL SÁHARA LIBRE